Reportajes

Las cooperativas analizan el sector de los Frutos Secos y la problemática de la almendra amarga

04-07-2016 Cooperativas Agro-alimentarias


Cooperativas Agro-alimentarias de España, en colaboración de Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha y el patrocinio del Banco Santander, MAPFRE y Certifood, celebró el pasado 30 de junio en Albacete su Jornada Técnica de Frutos Secos, en la que se analizó la actualidad del sector y se intentó poner sobre la mesa soluciones a la problemática de la almendra amarga, verdadero desvelo actual de los productores.

Cooperativas Agro-alimentarias de España representa a más de 250 cooperativas en el sector de los frutos secos, de las cuales 17 se encuentran en Castilla-La Mancha, lugar de celebración de las jornadas de este año. El interés de los agricultores por el cultivo de los frutos secos, en general, y el almendro en particular, sigue creciendo como consecuencia entre otros motivos del continuo incremento de la demanda y de la consecuente subida del precio en los últimos años.

Ante esa coyuntura, la Jornada pivotó en torno a un doble objetivo. Por una parte, atraer la atención de las cooperativas de otros sectores hacia el cultivo de los frutos secos, con el fin de apoyar la gestión del producto y dar a conocer la experiencia de las cooperativas especializadas en este cultivo tras años de experiencia. Por otra parte, presentar ante las cooperativas, sus responsables, sus técnicos y sus socios productores, temas de interés como la problemática de la almendra amarga, la obtención de nuevas variedades, las perspectivas de mercado, los aspectos novedosos de la línea de frutos secos del seguro agrario, el papel vertebrador de las cooperativas y la oferta de productos para la financiación de nuevas plantaciones de frutos secos.


Almendras amargas
Federico Dicenta, profesor de Investigación del CEBAS-CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas), explicó cómo la presencia de almendras amargas es actualmente uno de los principales problemas comerciales a los que se enfrenta el sector de la almendra española y detalló cómo las investigaciones llevadas desde hace tiempo en el CEBAS-CSIC, han contribuido notablemente al conocimiento del sabor amargo, tanto a nivel básico como aplicado, lo que permite hoy en día diseñar estrategias para minimizar, e incluso erradicar, el problema a medio plazo. "Aunque su presencia es mínima, nuestros competidores utilizan este argumento para desprestigiarla, con el consiguiente perjuicio económico", según explicó Dicenta. "De hecho, en este sentido, la demanda de almendra dulce está creciendo a nivel mundial, pero si no somos capaces de erradicar la almendra amarga, los mercados buscarán y comprarán el producto en otras zonas donde no tengan este problema”, añadió.

El aumento de los precios de la almendra en los últimos años ha contribuido notablemente al incremento de almendras amargas en nuestras partidas, consecuencia en parte de la mayor actividad de rebusca en árboles abandonados, frecuentemente de semilla amarga.

Según el investigador, "si no se colabora tanto desde las Administraciones como desde el sector para erradicar su presencia entre las almendras dulces, supondrá una limitación para la defensa y la comercialización de la producción de almendra en España”.

Importancia de asegurar el cultivo
Posteriormente José Egea, profesor de Investigación del CEBAS-CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas), se centró en el riesgo de helada en floración, que ha sido tradicionalmente el factor más determinante de la expansión del almendro hacia las zonas interiores. Una parte importante del trabajo desarrollado en la mejora genética de esta especie desde el CEBAS, se ha orientado a retrasar la fecha de floración, que es el parámetro más importante para reducir este riesgo. En una primera fase se obtuvieron numerosas variedades que retrasaban apreciablemente esta fecha, manteniendo una productividad elevada, situándose en las zonas frías las fechas de floración de estas variedades en torno a la segunda quincena de marzo. Pero se siguió trabajando para retrasar aún más las fechas de floración y así poder colonizar áreas aún más frías, reduciendo al máximo el riesgo. La experiencia ha puesto de manifiesto que la consecución de este último objetivo no ha estado exento de serias dificultades.

A continuación, Pedro Leandro Mayorga, director de la correduría ACM-Especialistas en Riesgos Agroalimentarios, dio a conocer esquemáticamente la estructura del Seguro de Explotaciones de Frutos Secos y sus coberturas, recordando las coberturas adheridas en el Plan 2015, así como las mejoras que esta línea tendrá para la cosecha 2017 y explicó brevemente el sistema de acceso a la contratación de este seguro.

En la misma línea, Juan Sáez, director general de Seguro Agrario Combinado y del Canal Agropecuario de MAPFRE España, aconsejó sobre cómo adaptar el seguro de Frutos Secos a la realidad de cada explotación, incidiendo en la necesidad de un adecuado análisis de gestión de riesgos a todos los niveles (mercado, maquinaria, instalaciones, tratamientos, trabajadores, salud, etc.).


Papel de las cooperativas en el sector de los frutos secos
En la segunda parte de la jornada se llevó a cabo una mesa redonda sobre “El presente y el futuro del sector de los frutos secos”, que contó con la intervención de la empresa Pistachos del Sol y tres cooperativas: Unió Corporació Alimentària, Almendrera del Sur y Frutos Secos Alcañiz, que no sólo concentran la oferta sino que desarrollan el proceso productivo completo desde la recepción, el descascarillado, la selección y calibrado hasta su comercialización. Los participantes en la mesa redonda pusieron en valor el modelo cooperativo dentro de este sector como entidades fundamentales para la vertebración, la generación de valor y la búsqueda de la máxima rentabilidad para el agricultor. Además, se hizo dio un repaso a otras cuestiones de actualidad, como la situación actual y perspectivas del mercado interior y exterior de la almendra y del pistacho.

Ferrán Huguet, director general de Unió Corporació Alimentària, explicó la necesidad del relevo generacional en el sector y el fomento de éste facilitando el acceso de los jóvenes agricultores a la financiación para la puesta en marcha de sus explotaciones. Con este objetivo y para evitar el abandono del cultivo de tierras, desde Unió se ha puesto en marcha un proyecto de fincas en el que se están experimentando con distintas variedades para conocer cómo se comportan en diferentes condiciones. Son fincas que no estaban en producción o bien no se dedicaban a la producción de frutos de cáscara. Desde la cooperativa se aporta asesoramiento técnico, plantación de árboles y sistema de riego mientras que los agricultores se encargan del laboreo de sus fincas aportando parte de su cosecha para financiar el proyecto.

Por su parte, Antonio Hidalgo, director general de Almendrera del Sur y presidente del Consejo Sectorial de Frutos Secos en Andalucía, señaló que se trata de una producción deficitaria para atender la actual demanda de este producto que existe en el mercado. Las potencialidades de España en este sector son la disposición de una almendra de gran calidad y una industria cada vez más adaptada a las necesidades del mercado europeo, junto con gran facilidad en la logística con el resto de Europa.

Santiago Izquierdo, gerente de Frutos Secos Alcañiz, destacó cómo las cooperativas reconocidas como Organizaciones de Productores, como la suya, pueden disponer a través de sus Programas Operativos de una serie de ayudas que permiten a los productores asociados mejorar las explotaciones, la comercialización, acceder a formación y asesoramientos específicos, beneficiarse de la investigación y el desarrollo experimental de nuevos productos y de ayudas en inversiones medioambientales, etc.

Miguel Angel Zamorano, gerente de la empresa Pistachos del Sol, habló de la experiencia de Pistachos del Sol en el cultivo del pistacho, de los éxitos y dificultades con los que se han encontrado y la situación actual de este cultivo, tanto en Castilla-La Mancha como a nivel nacional, en cuanto a producción, precios, calidad o mercado internacional.

Y finalmente Miguel Angel Rodríguez, gerente Agro de Albacete-Cuenca del Banco Santander, presentó novedosos productos de financiación especialmente diseñados para apoyar a los agricultores que emprenden nuevas plantaciones de frutos secos.

Documentos relacionados