Reportajes

Arento presenta un proyecto integral de producción de Biodiesel

21-12-2006 Cooperativas Agro-alimentarias Aragón

160 cooperativas agrarias de Aragón participarán en el proyecto.

El mayor grupo cooperativo agrario de Aragón ha presentado un ambicioso proyecto de producción de Biodiesel que integrará todas las etapas del proceso de elaboración del biocarburante, producción, transformación y distribución a través de las cooperativas integradas en el grupo.

El proyecto Arento Biocarburantes nace en 2005, como consecuencia de un planteamiento estratégico de la compañía, la defensa del sector agrario en Aragón a través de una agricultura sostenible a largo plazo, a la vez que una mejora de las condiciones comerciales de los socios cooperativistas y una integración de los mismos en la cadena de negocio. Para la consecución de dicho fin, Arento apuesta por la diversificación de su actividad a través de una nueva línea de negocio Arento Biocarburantes, un ambicioso proyecto que conlleva la promoción de un proceso integral de producción de biodiesel.

La iniciativa de Arento Biocarburantes, que cuenta con el apoyo de SAVIA, dependiente del Gobierno de Aragón y de IDAE del Ministerio de Industria a través del Instituto de Desarrollo Energético, tiene como socios también a la Federación de Cooperativas Agrarias de Aragón (FACA) y al Grupo Ebroil y supone una apuesta definitiva por el sector agrario en Aragón, donde más de 11.000 pequeños agricultores se verán beneficiados por la actuación.

La factoría de transformación de biodiesel, que verá la luz en otoño de 2008, estará ubicada en la localidad de Zuera, debido a su situación estratégica desde el punto de vista logístico y comercial, y contará con tres plantas extractoras de aceites, situadas en Ejea de los Caballeros, Gelsa y Zuera.

La producción de Biodiesel a partir de materias primas agrícolas es uno de los objetivos de la Unión Europea para reducir la dependencia energética del petróleo de los Estados Miembros y contribuye al cumplimiento del Protocolo de Kioto mediante la utilización de un producto, el biodiesel, mucho menos contaminante que el gasóleo fósil.

El proyecto Arento Biocarburantes engloba todas las etapas del proceso de producción de biodiesel a través de cinco fases:

1. Cultivo de plantas oleaginosas en Aragón, fundamentalmente girasol y colza.
2. Extracción del aceite.
3. Transformación del aceite en biodiesel en la planta transformadora.
4. Comercialización a través del canal de distribución del biodiesel.
5. Utilización del turtó (residuo de la extracción) como pienso o como materia prima para plantas de biomasa.

Se trata del primer grupo cooperativo agrícola español en cuyo proyecto de producción de biocarburantes se engloban todas las fases del proceso productivo de biodiesel. En efecto, las cooperativas integradas en Arento y FACA participan en el proceso industrial, lo que supone la solución a un problema existente en el sector: el desequilibrio entre los intereses de los agricultores y los industriales.

Ventajas para el sector agrario

• El cultivo de oleaginosas para la producción de biodiesel es una salida estratégica para la actividad agraria. Alrededor de 50.000 hectáreas de regadío en Aragón se mantendrán con cultivos relacionados con la producción de dicha energía.

• El cultivo de oleaginosas para obtener biodiesel es una alternativa de rotación de cultivo.

• Supone la posibilidad de obtener dos cosechas en el mismo año.

• Mejora considerablemente los rendimientos de siguientes cosechas.

• Se utiliza la misma dotación de agua de riego para dos cosechas, no incrementando el consumo de aquélla.

• Posibilita el acceso de los agricultores a ayudas comunitarias previstas para cultivos energéticos.

• No disminuye la producción de alimentos pues las oleaginosas se cultivan principalmente en tierra de regadío en segunda cosecha.

• De la producción generada, un tercio se destina al biodiesel y dos tercios a la producción de piensos para la ganadería.

El proyecto de Arento supone un importante impulso para el sector agrario aragonés al representar, junto con FACA, a 160 cooperativas agrícolas aragonesas, y dará respuesta a la creciente necesidad de fuentes de energía renovables, teniendo en cuenta los altos precios del petróleo, el calentamiento global y disminución de las reservas de combustibles fósiles.

Pedro Naudín, Presidente de Arento, ha manifestado su satisfacción por la puesta en marcha de este ambicioso proyecto y ha declarado que “el cultivo de oleaginosas para la producción de biodiesel constituye una salida estratégica para la actividad agraria en Aragón ya que alrededor de 50.000 hectáreas de regadío se mantendrán en nuestra región gracias a cultivos relacionados con la producción de dicha energía” y ha añadido que “la iniciativa permitirá la creación de 250 empleos directos e indirectos”.