Reportajes

Las cooperativas serán clave en la nueva PAC para organizar la producción y coordinar estrategias

07-07-2020 Cooperativas Agro-alimentarias

Cooperativas Agro-alimentarias de España, con el patrocinio de Agrobank, CaixaBank, celebró el 6 de julio el webinar "El Cooperativismo Agroalimentario frente a las estrategias de la Granja a la Mesa y la Biodiversidad 2030". Presentado y moderado por Agustín Herrero, director general de Cooperativas Agro-alimentarias de España, contó con la participación de Ricard Ramón, jefe de unidad adjunto de Perspectivas de Políticas Agrarias de la DG Agri, Comisión Europea, y coordinador del grupo que gestiona el seguimiento del Plan Estratégico PAC de España para la futura reforma agraria; con Ignacio Atance, subdirector de Planificación de Políticas Agrarias del MAPA; y con Ramón Armengol, presidente de la COGECA y consejero de Cooperativas Agro-alimentarias de España.

Durante algo más de una hora y media los tres ponentes intercambiaron impresiones sobre la aplicación de estas dos ambiciosas estrategias presentadas por la Comisión Europea el pasado 20 de mayo y el papel que deberán jugar las cooperativas como instrumentos de los agricultores y ganaderos. Estas dos estrategias representan los compromisos que deberá cumplir el sector agroalimentario en el marco del Pacto Verde Europeo para alcanzar una economía neutra en emisiones en 2050.

Tras una breve introducción, Agustín Herrero puso de manifiesto el compromiso del sector cooperativo agroalimentario por la sostenibilidad y por dar respuesta a sus socios productores en cualquier contexto, y especialmente ante un cambio de modelo productivo tan profundo. Pero también manifestó la preocupación por los ambiciosos objetivos que se persiguen, y la contradicción entre mayores obligaciones medioambientales frente a la necesaria sostenibilidad económica en un entorno europeo y mundial competitivo.


Ricard Ramon apuntó que las estrategias no suponen un cambio de modelo productivo, sino acelerar un proceso que lleva años aplicándose. Consideró clave el cambio de gobernanza en la PAC, cuyas propuestas no se modificarán, para conseguir resultados, que necesitará que todos remen en la misma dirección. Son conscientes del reto que suponen las cuatro metas principales en la reducción de plaguicidas, uso de antibióticos, fertilizantes de origen mineral y un importante aumento de la superficie de producción ecológica; y para ello recalcó en varias ocasiones que los cambios serán progresivos y realistas, pero que hay que hacer un esfuerzo.

Se mostró de acuerdo en la dificultad para la UE de imponer estos condicionantes a los socios comerciales, pero cree que es importante reconocer que la Comisión Europea ha incluido por primera vez en un documento político la reciprocidad en las relaciones comerciales entorno al modelo productivo, que será clave para que las estrategias puedan tener éxito.

Las cooperativas, clave
En relación con el papel de las cooperativas, Ricard Ramón las considera clave para que los agricultores y ganaderos avancen en la cadena de valor y ganen rentabilidad en el mercado, y mostró el compromiso de la Comisión Europea en el diseño de instrumentos para que la producción consiga organizarse más y mejor. Desde el punto de vista productivo, reconoció que las cooperativas minimizan costes al productor y que los enfoques colectivos aportan eficiencia en la aplicación de determinadas intervenciones de la PAC.

Por su parte, Ignacio Atance explicó el proceso que está siguiendo España en el diseño del futuro Plan Estratégico Nacional de la PAC en el marco de la próxima reforma, y cómo se integrarán los objetivos de estas estrategias en las intervenciones. Consideró que el reto está en atender las múltiples necesidades de los diferentes sectores con unos recursos limitados. Expuso que antes de la pandemia del COVID, el MAPA ya había finalizado el diagnóstico de situación del sector, avanzado la priorización de necesidades, y que ahora se iniciaba el proceso de debate sobre las intervenciones que marcarán la futura PAC en España.

Ante las obligaciones que impondrán las estrategias de sostenibilidad, Atance apuntó que España ya ha avanzado mucho en la reducción del uso de fitosanitarios, de determinados antibióticos en la ganadería, y que en agricultura ecológica España es la primera superficie europea, con más del 9% del total de su superficie agraria, si bien reconoció que será muy difícil alcanzar el objetivo del 25% marcado, al menos a nivel país.

En cuanto al papel de las cooperativas agroalimentarias para cumplir con los objetivos, reconoció que son instrumentos fundamentales en alcanzar una mayor eficiencia y en aportar un asesoramiento coordinado, muy particularmente acompañando a las pequeñas y medianas explotaciones, que serán las más perjudicadas en la implantación de modelos más sostenibles, pero donde la eficiencia y la inversión en innovación será un punto crítico para conseguir controlar los costes, en contraposición a las grandes empresas o explotaciones que no necesitarán incentivos para aplicar estas estrategias.

Por último, Ramón Armengol, como ganadero y presidente de la COGECA (Cooperativas Agro-alimenarias de la UE) lamentó que la Comisión Europea no hubiese retrasado la presentación de estas estrategias a otoño, tras la pandemia y con los frentes abiertos que está sufriendo el sector productor en comercio internacional y europeo y la incertidumbre del Brexit. Armengol puntualizó que si bien el sector está comprometido con la sostenibilidad, no ha sido una buena señal lanzar las comunicaciones con los problemas tan urgentes e inmediatos que sufre ahora mismo el sector agroalimentario, y cuya sostenibilidad económica está en entredicho sin necesidad de imponer más condicionantes medioambientales. "Me hubiera gustado afrontar estas estrategias con mayor tranquilidad, con un amplio debate y en un momento más sosegado. Con qué fuerzas les explico yo a mis cooperativistas estas estrategias en un momento así", dijo.

Armengol se preguntó si la UE será capaz de convencer a sus socios comerciales de estas reglas productivas y de aplicar una reciprocidad, y si se es realista cuando se ataca de una manera tan fuerte a un sector concreto, como es el cárnico, que supone una importante parte de la producción y de las exportaciones de la UE y mantiene el empleo y el tejido productivo en el medio rural.

Considera que la DG Agri debe liderar estas estrategias, y cree que para afrontarlas es necesario un movimiento cooperativo sólido que atraiga a los jóvenes, para lo cual pidió medidas de mayor integración cooperativa, de formación y apoyo decidido para afrontar un mercado que seguirá siendo competitivo y globalizado. "Los instrumentos ya los tenemos pero hay que dotarlos de un presupuesto adecuado y suficiente para afrontar este reto tan importante para el futuro del sector".

Concluyó destacando que el 60% de los alimentos que consumimos en Europa vienen de las cooperativas.

Posteriormente se inició un turno de preguntas de los asistentes al webinar cuya grabación pueden seguir en el siguiente video: