Reportajes

Disposición para concluir la Ronda de Doha en 2007

17-04-2007 Cooperativas Agro-alimentarias

El Presidente del Comité de Agricultura de la OMC, Crawford Falconer, presentará un nuevo documento de referencia del 23 al 29 de abril.


Después de más de ocho meses, los representantes de Comercio de Estados Unidos (EEUU), la Unión Europea (UE), Brasil y la India, los cuatro bloques que conforman el denominado Grupo de los Cuatro (G4), se reunieron formalmente el pasado 12 de abril en Nueva Delhi (India), y asimismo enviaron una carta al propio Director General de la Organización Mundial de Comercio (OMC), Pascal Lamy, en la que aseguran estar preparados para concluir la denominada Ronda de Doha para el Desarrollo de la OMC en 2007, suspendida indefinidamente en julio de 2006 y reanudada recientemente en enero pasado. La conclusión de la Ronda de Doha estaba prevista para 2006 pero, desde que en noviembre pasado, los demócratas tomaran el control del Congreso norteamericano, el Gobierno del George Bush enfrenta también la oposición de los legisladores.

En julio de 2006 las negociaciones quedaron interrumpidas después del fracaso del G6 (G4 más Japón y Australia) en Ginebra, al no alcanzar un acuerdo sobre la reducción de los subsidios agrícolas y los aranceles agrícolas e industriales. Desde entonces, los principales negociadores han estado buscando una salida antes de julio de 2007, cuando finaliza la denominada TPA o también Vía Rápida, o sea, la autoridad que el Congreso, ahora de mayoría demócrata, concede a la Casa Blanca para que el Gobierno, en este caso del republicano George Bush, negocie acuerdos comerciales.

No obstante, George Bush ha solicitado al Congreso la, más que incierta, renovación de la TPA. Para ello, sería imprescindible que, para esa fecha, hubiera algún avance significativo en las negociaciones. Por otro lado, una serie de organizaciones, redes de activistas y otros entes de la sociedad civil de todo el mundo enviarán una carta al Congreso solicitando que no se renueve, advirtiendo de las consecuencias de la liberalización comercial.

Mientras tanto, el Presidente del Comité de Agricultura de la OMC, el neocelandés Crawford Falconer, tiene previsto presentar dentro de dos semanas un nuevo documento de referencia, el primero desde que la Ronda de Doha se suspendiera en julio de 2006. Así se anunció en la reciente reunión del Comité celebrada el pasado 13 de abril en Ginebra. Según fuentes diplomáticas, el documento en el que trabaja el Presidente del Comité de Agricultura será presentado en una reunión de todos los miembros de la OMC que tendrá lugar durante la semana del 23 al 29 de abril.

Con ese documento, Crawford Falconer tratará de forzar a los países y bloques a que concreten, con porcentajes exactos, hasta qué punto estarían dispuestos a ceder en materia de reducción de aranceles o subvenciones agrícolas.

En este sentido, la Comisaria de Agricultura, Mariann Fischer Boel, reconoció en Luxemburgo, durante la pasada reunión del Consejo de Ministros de Agricultura de la UE, que la Comisión estaría dispuesta a revisar la sustancial oferta agrícola inicial formulada en octubre 2005. Según diversas fuentes, el Comisario Europeo de Comercio, Peter Mandelson, estaría dispuesto a ofrecer, entre otras concesiones, una reducción de los aranceles agrícolas de hasta el 54% de media, cerca del requerimiento de los países en desarrollo del denominado Grupo de los Veinte (G20).

Mientras tanto, en la reunión del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial (BM) celebrada este fin de semana en Washington (EEUU), los Ministros de Economía del Grupo de los Siete países más ricos del mundo (G7), constituido por Alemania, Canadá, EEUU, Francia, Gran Bretaña, Italia y Japón, presionaron a favor de un rápido acuerdo en el marco de la Ronda de Doha de la OMC que asimismo consideran prioritario.

En este sentido, el pasado 14 de abril en Washington, el Director General, Pascal Lamy, declaró ante el FMI y el BM, que si la situación actual de las negociaciones no cambia, la Ronda de Doh