Reportajes

El G4 se reúne a puerta cerrada en un castillo belga

18-05-2007 Cooperativas Agro-alimentarias

Los negociadores lejos de alcanzar un acuerdo sobre el porcentaje de productos agrícolas sensibles

Los cuatro líderes de la OMC, es decir, Estados Unidos, la UE, Brasil e India, iniciaron el 17 de mayo en Bruselas una reunión para impulsar las negociaciones de la Ronda de Doha. Esta reunión, que se prolongará hasta hoy, 18 de mayo, por la tarde, se prevé que concluya con la publicación de una Declaración conjunta.

El Comisario europeo de Comercio, Peter Mandelson y su colega de Agricultura, Mariann Fischer Boel, se reunieron a puerta cerrada con sus homólogos del G4 poco antes de las diez de la mañana del 17 de mayo en el castillo belga de Val Duchesse.

Una vez más el debate gira en torno a la liberalización de los intercambios agrícolas, que sigue siendo la manzana de la discordia por la que la Ronda de Doha fue suspendida en julio de 2006 en Ginebra.

Esta reunión se celebra un día después de que los ministros mantuvieran un encuentro mini-ministerial en París, al margen de la asamblea anual de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Los cuatro actores principales, que han previsto otros dos encuentros para el mes de junio, trabajan contrarreloj, apremiados por la expiración dentro de unas semanas del mandato concedido por el Congreso estadounidense al Presidente para negociar un acuerdo multilateral.

El proceso de negociación en agricultura es real, aunque todavía no se ha llegado a la última fase que permitiría hablar de cifras, según una fuente. Las diferencias de posiciones serían todavía importantes pero muy definidas.

En cuanto al acceso al mercado, el trabajo habría madurado bastante sobre las fórmulas que permitirían delimitar las cuotas arancelarias. En cambio, los negociadores estarían todavía lejos de alcanzar un acuerdo sobre el porcentaje de productos agrícolas sensibles. La UE propone un 8%, pero Estados Unidos no está dispuesto a aceptar más de un 1% ó 2%. Mientras tanto, el Presidente del Comité de Agricultura de la OMC, el neocelandés Crawford Falconer, propone un 5%.

En cuanto al apoyo interno, quedaría supeditado a una nueva oferta de Estados Unidos, muy reticente a comprometerse hasta que no se aclaren las reglas por las que se regirá el acceso al mercado.