Noticias

Martín Códax y Viña Costeira participan en el proyecto europeo IMPWORKS para reducir el uso de plaguicidas

31-05-2021 Cooperativas Agro-alimentarias

IPMWORKS es un nuevo proyecto europeo para fomentar estrategias de Gestión Integrada de Plagas. Galicia contará con un HUB viticultores – procedentes de las cooperativas Bodegas Martín Códax y Viña Costeira – que demuestren y promuevan técnicas alternativas a los plaguicidas.

La Fundación Empresa-Universidad Gallega (FEUGA) participa en el proyecto europeo: IPMWORKS, traducido como ‘La Gestión Integrada de Plagas Funciona’, que tiene como objetivo fomentar el uso de técnicas alternativas a los plaguicidas químicos en agricultura, a través de demostraciones en la práctica y divulgación de resultados. En el marco del proyecto, FEUGA dinamizará un HUB de viticultura en Galicia, contando con la implicación de Bodegas Martín Códax y Viña Costeira.

El proyecto, en el que participan 31 entidades de 16 países diferentes, tiene por objetivo la creación de una red agrícola europea de promoción y demostración de estrategias de manejo integrado de plagas. Con el propósito de impulsar el intercambio de conocimiento, IPMWORKS integrará redes europeas ya existentes junto a nuevas agrupaciones de agricultores interesados en aplicar nuevas técnicas para la gestión integrada de plagas.

Así, en Galicia, promovido por FEUGA y con la participación de las citadas bodegas, se pondrán en marcha, a partir de septiembre, demostraciones agrícolas y actividades de capacitación. Entre otras temáticas, los 10 agricultores que integran el HUB adquirirán nuevos conocimientos para reducir el uso de herbicidas, racionalizar los tratamientos fitosanitarios o probar nuevas herramientas de digitalización que les ayuden en estos propósitos.

Aunque en Galicia el foco se centre en los viñedos, los viticultores gallegos integrarán una red de conocimiento a nivel europeo que también abarcará otros sistemas agrícolas, como la horticultura, frutales o cultivos extensivos.

Proteger el medioambiente y aumentar la rentabilidad
La combinación de diferentes estrategias y prácticas promovidas por el proyecto, mediante el aprendizaje entre pares, persigue reducir la dependencia de los plaguicidas y, por tanto, disminuir la exposición del medio ambiente y las personas a estos productos.

La agricultura europea tiene en la actualidad una alta dependencia de los productos fitosanitarios. En la mayoría de las explotaciones agrícolas, la protección de cultivos frente insectos, enfermedades, o malas hierbas se basa principalmente en el uso de productos de síntesis.

Según el Pacto Verde Europeo, y más concretamente su estrategia “De la Granja a la Mesa”, la Unión Europea tiene planes para reducir el uso de productos de síntesis en un 50% para 2030. Paralelamente, en consonancia con la Directiva 2009/128/CE sobre el uso sostenible de plaguicidas (SUD), los estados miembros de la UE han establecido planes de acción nacionales que tienen como objetivo reducir la dependencia de dichos productos.

Gracias al proyecto IPMWORKS y a la implicación de dos bodegas que llevan años apostando por prácticas sostenibles, que aporten a su vez mayor rentabilidad a los agricultores, Galicia contará con experiencias y casos de éxito con los que avanzar hacia el cumplimiento de los objetivos marcados por Europa.

Financiado por el programa Horizonte 2020
Además de dinamizar el HUB y las diferentes actividades, FEUGA también tendrá un rol activo en la comunicación y difusión del proyecto, ayudando así a fomentar una producción agrícola más sostenible en Galicia. Además, FEUGA también estudiará junto a otras entidades europeas las principales barreras a la adopción de estrategias de gestión integrada de plagas, analizando los casos de éxito y dificultades de otros proyectos con objetivos compartidos, así como incorporando información sobre la situación en nuestra región.

El proyecto, en marcha desde octubre de 2020, ha sido aprobado en el marco del programa de innovación Horizonte 2020 con un presupuesto de 6 millones de euros. Hasta el 30 de septiembre de 2024 las diferentes entidades involucradas, lideradas por el Instituto Nacional para la Investigación Agronómica de Francia (INRAE), trabajarán con el objetivo final de aumentar la eficiencia en la producción de los cultivos y hacer frente al cambio climático.