Noticias

Las cooperativas ganaderas españolas aprueban una declaración para mantener su competitividad

08-10-2010 Cooperativas Agro-alimentarias

Cooperativas Agro-alimentarias ha reunido durante ayer y hoy en Córdoba a más de 70 representantes de cooperativas de toda España en un Encuentro Empresarial de Cooperativas Ganaderas, con el objetivo de analizar las perspectivas del sector y establecer las estrategias a seguir para mejorar su competitividad. ¿Cómo podemos ser más competitivos?, ¿qué nos depara la reforma de la Política Agraria Común? ¿cuáles son los retos que tenemos que afrontar en el futuro y cómo podemos prepararnos? o ¿qué necesitamos para exportar a nuevos mercados?, son algunas de las preguntas que los asistentes han intentado responder con la ayuda de destacados expertos que han participado en la jornada.
En esta línea y como resultado de un interesante debate, los representantes cooperativos han consensuado un documento de toma de posición que será el que rija las decisiones y opiniones de Cooperativas Agro-alimentarias ante las distintas Administraciones y en los diversos escenarios que actualmente se están desarrollando y que darán lugar a cambios decisivos en los próximos años, como la reforma de la PAC.

Los sectores ganaderos cooperativos están muy preocupados por la continua e injustificada volatilidad de los precios de los cereales y las leguminosas que se ha registrado en los últimos tiempos, materias primas que suponen el 65% del coste de producción ganadera. Ante esta situación, la toma de decisiones para el fabricante de pienso y el ganadero se vuelve muy compleja.

Por tanto, según las cooperativas resulta imprescindible estudiar y aplicar medidas a corto, medio y largo plazo que permitan aliviar la situación y que, según la declaración aprobada en el Encuentro, podemos resumir así: en primer lugar, es importante incentivar que desde Bruselas y el resto de Estados miembro se lance un mensaje claro de que no se puede someter a la ganadería a los caprichos del mercado.

En segundo lugar, es imprescindible agilizar las medidas y mecanismos del mercado necesarios cuando se superen los 180 euros/tm de cereal, de forma que los sectores dependientes del precio del cereal no se vean sumidos en una nueva crisis.

Tercero, es necesario establecer un equilibrio entre el coste de producción y el precio de los cereales y asegurar la transparencia de la cadena de valor, evitando prácticas de presión y tensión de algunos eslabones sobre otros.

En cuarto lugar, las cooperativas piden el apoyo de las Administraciones, que tienen en sus manos la aplicación de toda una serie de medidas que pueden contribuir a mejorar la competitividad de la ganadería y a minimizar las debilidades de cada sector, como por ejemplo: mantener reservas suficientes de cereales; potenciar una PAC sólida que asegure el abastecimiento alimenticio a precios razonables y contribuya a completar la renta de los agricultores; permitir el uso de otras fuentes de proteína, como las proteínas animales transformadas; fomentar la investigación y el cultivo de nuevas variedades de cereales y nuevas técnicas de procesamiento más eficaces; revisar la normativa de bienestar y transporte animal y los trámites administrativos, con el fin de reducir el coste e incrementar la competitividad del sector; o potenciar las Organizaciones de Productores (OP), como estructuras que permitan el potencial suficiente para concentrar demanda y así disponer de mayor capacidad de negociación en el mercado internacional cerealístico y reducir la dependencia de los intermediarios.