Noticias

El Referencial de Leche de Vaca Certificada de Cooperativa estrena edición y cambia su aspecto

01-06-2011 Cooperativas Agro-alimentarias

El Referencial de Leche de Vaca Certificada de Cooperativa nació en 2002 con la intención de dotar al sector de una herramienta de diferenciación por calidad de la producción láctea cooperativa. Es más, la gestión cooperativa tiene suficientes elementos diferenciadores como para evidenciarlos en un documento normativo de Calidad, más aún cuando elementos como la comercialización en común o la integración de los servicios de asesoramiento técnico y veterinario, característicos de la organización cooperativa, son agentes facilitadores para implantar marchamos de calidad.

Así, lo que comenzó avanzando tímidamente, hoy se puede decir que ya está introducido en el sector lácteo cooperativo al ritmo que le ha permitido la coyuntura del mismo. Once cooperativas, que agrupan a casi 300 explotaciones, ya han obtenido la certificación en base a este documento y otras tantas, hasta completar más de 400 explotaciones, están trabajando en ello y próximamente obtendrán la certificación. Ello ha supuesto un amplio esfuerzo, tanto económico como incluso humano, ya que es difícil introducir a los ganaderos en este tipo de dinámicas cuando el mercado no lo está compensando justamente.

Teniendo en cuenta estos aspectos, y respaldado todo ello por un amplio trabajo de análisis, se ha redactado una nueva edición del Referencial, la cuarta. En esta iniciativa se han contemplado como objetivos la simplificación del documento, velando por la claridad en la exposición de los requisitos, haciendo especial hincapié en la armonización y en su aplicación en los diferentes ámbitos autonómicos. El Comité de Normalización que respalda la aprobación de las nuevas ediciones del documento -del que forman parte representantes del MARM, de la distribución, de los consumidores, evaluadores de la conformidad, así como del propio sector productor- pudo constatar que se ha realizado un avance importante, sin perder de vista que se trata de uno de los documentos más exigentes que existen en el sector. Desde Cooperativas Agro-alimentarias agradecemos su estimable colaboración.

Las modificaciones efectuadas han sido tanto en cuanto a presentación como a redacción de los requisitos incluidos en el mismo. Estas modificaciones han resultado no sólo de la revisión de los requisitos legales, sino también de la experiencia y profesionalización de los técnicos que llevan trabajando con las cooperativas lácteas en la implantación y certificación desde que se creó este Referencial.

Así, en esta cuarta edición, el documento se compone de un Reglamento General y un Reglamento Técnico. En el primero se exponen los aspectos generales que se deben conocer acerca del Referencial de Leche de Vaca Certificada de Cooperativa. En particular describe:
- Comité de Normalización: en cuanto a su composición y funciones.
- Alcance del documento: en relación al ámbito de aplicación posible.
- Sistema de gestión de calidad y programa de control interno.
- Proceso de certificación.

El Reglamento Técnico, en forma de lista de chequeo, recoge los puntos de control y criterios de cumplimiento en relación a los requisitos exigidos por el Referencial de Leche de Vaca Certificada de Cooperativa, para cada uno de los agentes incluidos en el alcance de certificación por el que se opte.
Está dividido en módulos que corresponden con los agentes posibles:
MÓDULO 0: Cooperativa titular del certificado.
MÓDULO 0.1: Cooperativa titular del certificado: Recogida y transporte por parte de la cooperativa.
MÓDULO 1: Explotación Agropecuaria.
MÓDULO 2: Recogida y transporte al centro de recogida.
MÓDULO 3: Centro de recogida.
MÓDULO 4: Transporte entre centros lácteos.

Del mismo modo, se ha definido para cada uno de los puntos de control, la gradación en relación a los criterios de cumplimiento, pudiendo ser Grave (G), Leve (L) o Recomendado (R), como se expone en el Reglamento General.

Se trata, por tanto, de un documento que siempre ha tenido por objetivo la estandarización de las condiciones de producción en base a los requisitos más exigentes de disciplinas tan amplias como la sanidad animal, higiene y seguridad alimentaria, entre otros, sin perder de vista las particularidades del sector y la adaptación del mismo a la realidad cambiante. De esta manera, como hasta ahora, se seguirá trabajando de la mano del sector lácteo cooperativo en nuevas ediciones del mismo.

Para obtener más información al respecto, puede ponerse en contacto con Cooperativas Agro-alimentarias rivera@agro-alimentarias.coop.