Noticias

El Tribunal de Cuentas Europeo publica un informe sobre si la concepción y la gestión del sistema de indicaciones geográficas contribuyen a que éste sea eficaz

17-11-2011 Cooperativas Agro-alimentarias

El sistema de indicaciones geográficas tiene por objeto proteger los nombres registrados como denominaciones de origen protegidas o como indicación geográfica protegida, cuyo volumen de negocios total se estima en unos 15.000 millones de euros anuales. El sistema de indicaciones geográficas brinda una oportunidad económica potencial a agricultores y productores de alimentos, y puede ser beneficioso para la economía rural de las regiones de la UE, además de contribuir a la preservación de la cultura y las tradiciones locales y brindar a los consumidores la oportunidad de tener un mejor conocimiento del origen de los productos que adquieren.

Con esta auditoría de gestión, el Tribunal de Cuentas Europeo valoró si la gestión que realiza la Comisión del sistema de indicaciones geográficas contribuye al cumplimiento eficaz de sus objetivos. La auditoría se basó en tres criterios: la solidez del dispositivo de control del sistema, el atractivo del sistema para los potenciales participantes, y la concienciación de los consumidores con respecto a él.

En la conclusión global de su auditoría, el Tribunal señala la necesidad de aclarar una serie de cuestiones relativas al dispositivo de control del sistema de indicaciones geográficas y la ausencia de una estrategia clara para la concienciación de productores y consumidores:
• en las disposiciones legales no se establecen condiciones mínimas para las verificaciones del cumplimiento del pliego de condiciones;
• el Reglamento no establece claramente la obligación que tienen los Estados miembros de llevar a cabo verificaciones para prevenir y detectar prácticas excluidas;
• en consecuencia, la mayoría de las autoridades nacionales no efectúan verificaciones periódicas para detectar y eliminar dichas prácticas;
• la Comisión no efectúa una supervisión estrecha de la aplicación del sistema de indicaciones geográficas en los Estados miembros y tampoco se han practicado hasta la fecha auditorías de este sistema;
• los posibles solicitantes, con frecuencia, no conocen el sistema o la lentitud de los procedimientos les disuade de solicitar su inclusión en el mismo;
• el reconocimiento del sistema y sus símbolos por el consumidor es muy escaso.

El Tribunal de Cuentas Europeo formula una serie de recomendaciones para mejorar la eficacia del sistema de indicaciones geográficas. La Comisión debería establecer condiciones mínimas respecto de las verificaciones relativas al pliego de condiciones y normas claras sobre un dispositivo de control que prevea verificaciones periódicas con objeto de detectar y eliminar prácticas excluidas; asimismo, debería desarrollar una estrategia para intensificar la concienciación sobre el sistema de indicaciones geográficas entre los posibles solicitantes y consumidores investigando maneras más eficaces de promover el sistema.

Descargar Informe Completo