Noticias

Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura critica la reducción del 50% en la partida destinada a seguros agrarios en los Presupuestos de la región

05-12-2011 Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura

Considera que desincentivará drásticamente el aseguramiento en los principales cultivos, donde se ha conseguido un importante grado de implantación.

Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura lamenta la drástica disminución del presupuesto asignado a los seguros agrarios en el proyecto de Presupuestos de la Comunidad Autónoma de Extremadura para 2012 al entender que encarecerá el coste del aseguramiento y pide un incremento en esta partida para incentivar así la política de contratación de seguros agrarios en Extremadura.

La unión que aglutina a las cooperativas extremeñas entiende que una bajada tan fuerte en los presupuestos, pasando de 11 millones a algo más de 5 millones de euros, pone en grave peligro la contratación de los seguros en Extremadura, sobre todo en algunos sectores más vulnerables a las condiciones climatológicas como puede ser la fruta, hortalizas y cereza. De este modo, considera imprescindible que se mantenga el apoyo al fomento e incentivación de los seguros agrarios en la región con el objetivo de garantizar los actuales niveles de implantación en los principales cultivos.

El sector agrario y ganadero necesita medidas de prevención de riesgos y de apoyo para la expansión del seguro agrario para mantener las rentas de los agricultores y ganaderos, sometidas a una constante vulnerabilidad por la variabilidad de las condiciones climatológicas bajo las que se desarrolla su actividad agraria y ganadera.

El apoyo al sistema de seguros agrarios solicitado por Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura viene respaldado por los datos, ya que en el ejercicio 2010 se aseguraron en Extremadura más de 266.000 hectáreas y más de 10 millones de cabezas de animales, con un capital total asegurado que supera los 932 millones de euros. Esta contratación no hubiera sido posible sin las políticas de apoyo, que se venían practicando desde el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino y desde la propia Comunidad Autónoma.

La disminución drástica de las subvenciones de los seguros agrarios por parte de la administración aumentará fuertemente el coste de aseguramiento, lo que provocará que muchos asegurados opten por opciones de menor protección o simplemente dejen de asegurar, situación que provocará a su vez vulnerabilidad e incertidumbre en la renta de los agricultores y ganaderos de la comunidad.

El sistema de seguros agrarios permite reducir los riesgos productivos económicos ajenos a su propio control, con lo que se logra que la corriente de rentas generadas en la explotación sea más estable y constante aun en caso de siniestros, permitiendo generar unos ingresos al asegurado que de otra forma los perdería.

Tanto es así que la siniestralidad en la presente campaña, según datos de AGROSEGURO, ha ascendido a más de 32 millones de euros, siendo muy importantes en el sector hortícola con más de 10 millones de euros, en el frutícola con 9,5 millones, en el de la cereza con más de 2,5 millones de euros o el sector de la viña con más de 2 millones de euros, entre otros.