Noticias

Agroseguro prevé que la siniestralidad de los seguros de cultivos herbáceos alcanzará los 140 millones de euros al cierre de 2012

04-12-2012 Agroseguro

La meteorología que venimos registrando a lo largo de todo el año 2012 está resultando particularmente adversa para la agricultura. En el caso de los cultivos herbáceos extensivos, la mala climatología ha causado daños en más de 1,3 millones de hectáreas y ha generado una siniestralidad que podría elevarse hasta los 140 millones de euros a cierre del ejercicio 2012. La sequía ha sido el riesgo que más daños ha causado, con una siniestralidad, hasta la fecha, de cerca de 128 millones de euros.

Por comunidades autónomas, las más afectadas han sido Andalucía, Castilla y León y Castilla-La Mancha.

En Andalucía, la siniestralidad por daños en cultivos herbáceos supera los 42 millones de euros, con una superficie asegurada siniestrada de más de 186.000 hectáreas, de las cuales más del 95% sufrieron daños por sequía.

En Castilla y León, el volumen de siniestralidad se sitúa en más de 37 millones de euros. La superficie dañada supera las 439.500 hectáreas, de las que en torno al 90% registraron daños por sequía.

En el caso de Castilla-La Mancha, la siniestralidad asciende a más de 23 millones de euros y el número de hectáreas aseguradas con daños sobrepasa las 400.000. Más del 85% son hectáreas que se han visto afectadas por la sequía.

A través del Seguro para Cultivos Herbáceos Extensivos, durante la campaña 2012 se aseguraron 4,67 millones de hectáreas y una producción de 13,48 millones de toneladas, que se corresponden con un capital asegurado de más de 2.500 millones de euros.

El año hidrológico ha sido particularmente malo para los cultivos herbáceos. Aunque el mes de noviembre de 2011 trajo abundantes precipitaciones que propiciaron una buena siembra y nascencia, desde el comienzo del 2012 se ha producido una escasez de lluvias que se ha prolongado a lo largo del año y que hace que la Agencia Estatal de Meteorología califique a 2012, por el momento, como un año seco. Tan sólo un breve periodo de lluvias durante los meses de abril y mayo dio un respiro a las zonas de recolección más tardía, aunque para las más tempranas fue de poca ayuda.

Actualmente se encuentra abierto el periodo de suscripción de los módulos del seguro para cultivos herbáceos que incluyen la cobertura, entre otros, del riesgo de sequía.