Noticias

Seminario en el COPA-COGECA sobre la seguridad alimentaria: ¿son realistas las normas de la UE?

08-03-2007 COPA-COGECA

El COPA-COGECA pide que se exija a los productos de países terceros el cumplimiento de las mismas normas en seguridad alimentaria que a los agricultores comunitarios.

Más de 100 representantes los agricultores de la UE, de organizaciones internacionales -tales como la OMC, la OIE-, de los principales asociados del mundo de la comercialización, de agentes clave en la cadena alimentaria, eurodiputados y miembros de la Comisión Europea, han participado en un seminario sobre la seguridad alimentaria celebrado en la sede del COPA/COGECA los días 5 y 6 de marzo de 2007.

¿Son realistas las normas de la UE aplicables a los productos alimenticios, los piensos y la seguridad sanitaria en una economía globalizada? Esta es la pregunta a la que este seminario, organizado con ayuda de la Comisión Europea, ha intentado dar respuesta mediante la constitución de un foro de debate para comparar la lista de requisitos que deben respetar los agricultores europeos con los que se aplican a nivel internacional y por algunos asociados comerciales de la UE.

El seminario ha permitido ver que las políticas de la UE, tanto la política agrícola común (PAC) como la política de seguridad alimentaria, se han venido desarrollando durante estos 50 años, en un sentido que requiere de los productores de la UE que respeten normas muy elevadas aplicables a los productos alimenticios y a los piensos, y de seguridad sanitaria.

Por su parte, el COPA y la COGECA ha dejado claro que están completamente convencidos de que dichos requisitos se justifican, ya que cumplen las expectativas y preocupaciones de los consumidores, por lo que están totalmente dispuestos a respetarlos en estrecha colaboración con todos los operadores de la cadena alimentaria. Pero al mismo tiempo, también debe garantizarse que los países que no forman parte de la UE tampoco incumplan las normas de salud y de seguridad alimentaria que también deben respetar sus productos para acceder al mercado comunitario.

Por otra parte, también es esencial que el desenlace de las actuales negociaciones de la OMC tenga en cuenta estas obligaciones de los agricultores europeos de respetar las necesidades más amplias de la sociedad como por ejemplo, la seguridad alimentaria.

También se ha acordado en general que todas las normas, tanto de la UE como de fuera de la UE, sigan basándose en los conocimientos científicos y que la reciente creación de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (AESA) es esencial para mantener la confianza en el sistema de la UE, no sólo por parte de los ciudadanos de la UE, sino también por parte de los socios comerciales y de la cadena alimentaria.

Por ultimo, el seminario ha concluido que es necesario desarrollar más iniciativas de comunicación para informar al público en general sobre las normas de seguridad alimentaria que están en vigor en la UE y del papel clave que desempeñan los agricultores y la Política Agrícola Común para garantizar el cumplimiento de dichas normas. Se ha observado la necesidad de tomar iniciativas complementarias, tales como el etiquetado, las campañas de comunicación, de información y de educación de los consumidores, para que puedan identificar y elegir los productos alimenticios de manera apropiada.