Noticias

Central Lechera Asturiana lanza al mercado los nuevos briks con materiales elaborados con caña de azúcar para reducir emisiones de CO2

11-05-2021 Cooperativas Agro-alimentarias

Los nuevos briks y tapones refuerzan la apuesta por la sostenibilidad de la empresa láctea. Con esta medida se consigue reducir la huella de carbono aproximadamente en un 20% utilizando envases elaborados con plástico de origen fósil.

Central Lechera Asturiana continúa con su apuesta por el cuidado y respeto por el medio ambiente creando envases sostenibles que reduzcan su impacto en la naturaleza. La marca láctea lanzará al mercado nuevos briks de leche con tapones elaborados con caña de azúcar con el objetivo de reducir al máximo la huella de carbono.

Además, el plástico del tapón y el de parte de las capas aseguran la conservación de los productos en su envase de origen vegetal. El cultivo de estas materias primas, como la madera de la que se obtiene el cartón FSC y la caña de azúcar, absorbe CO2, reduciendo de esta manera la huella de carbono aproximadamente en un 20% respecto a los envases elaborados con plástico de origen fósil.

Más del 70% del brik de Central Lechera Asturiana que los consumidores pueden adquirir en los supermercados está compuesto de cartón que procede, en su totalidad, de cultivos responsables y sostenibles certificados por FSC.

El plástico que contienen los envases incorpora polímeros elaborados a partir de caña de azúcar procedente de cultivos responsables certificados. También tienen una capa de aluminio muy fina, pero necesaria para garantizar la conservación de los productos sin frío.

Por último, el tapón de plástico también tiene su origen en la planta de la caña de azúcar, de cultivo sostenible para reducir al máximo las emisiones de CO2 y luchar contra el efecto invernadero y la destrucción del medio ambiente disminuyendo el uso de los combustibles fósiles.

Esta nueva iniciativa se encuentra enmarcada dentro del Plan de Sostenibilidad Integral de la compañía, que tiene marcado como objetivo ambiental alcanzar la neutralidad en carbono desde la ganadería hasta la mesa en el año 2035.

Central Lechera Asturiana, es la primera empresa láctea española que ha obtenido el sello B CORP por generar un impacto positivo en la sociedad y el planeta a través de su actividad a través del cumplimiento de su propósito. Comprometida con sus ganaderos y con la elaboración de productos 100% naturales, Central Lechera Asturiana es además la primera marca láctea de España, líder en venta de leche líquida, nata y mantequilla. Desde su creación, apoya al sector primario garantizando la sostenibilidad de sus socios ganaderos, asegurando la comercialización de su leche, 100% española, y prestándoles asistencia técnica tanto para su desarrollo profesional como personal a través de un método de trabajo único avalado por el sello “Garantía Ganadera”. Central Lechera Asturiana promueve la salud, a través de la nutrición, elaborando productos 100% naturales adecuados para una alimentación sana que ayudan a mejorar la calidad de vida. Todo ello desde el respeto al origen y al entorno natural; minimizando el impacto ambiental de las explotaciones y de las factorías siendo la primera empresa española en certificar tanto su “Estrategia de Economía Circular” como la “Neutralidad en Carbono” de sus plantas. Además, también ha sido la primera empresa láctea en recibir la certificación “Residuo Cero”. Central Lechera Asturiana cuida todo lo que hace y mantiene un compromiso por el empleo de calidad y es familiarmente responsable favoreciendo la conciliación de la vida profesional y laboral.