Noticias

Las tormentas de pedrisco, cada vez más frecuentes y más violentas, dejan 861 millones en indemnizaciones en la agricultura en los últimos cinco años

14-04-2021 Agroseguro

En 2020, fue el fenómeno meteorológico más dañino para el campo, con 227,4 millones en indemnizaciones.
La fruta y la uva de vino fueron las producciones más afectadas. La Comunidad Valenciana y Cataluña, las áreas con más daños.
Agroseguro recibió siniestros por pedrisco cada día entre el 7 de abril y el 30 de agosto.


Las tormentas de pedrisco fueron el riesgo meteorológico más dañino para el conjunto de la agricultura española durante 2020. En concreto, Agroseguro abonó a los productores asegurados 227,4 millones de euros por los daños ocasionados por este tipo de fenómeno meteorológico. Su aparición recurrente y, además, fuertemente perjudicial sobre las producciones agrícolas, hace que el total de las indemnizaciones por pedrisco registradas en los últimos cinco años se eleve hasta los 861 millones de euros.

Daños en levante y centro peninsular
Sin duda, en esta campaña, el área mediterránea resultó especialmente afectada por la presencia de este granizo grueso o piedra que cae con fuerza y causa grave perjuicio a los cultivos. Los productores asegurados de la Comunidad Valenciana y Cataluña recibieron indemnizaciones por valor de 36,4 y 34,2 millones de euros, respectivamente. La tercera autonomía más castigada fue Castilla-La Mancha, con 32,8 millones, y a continuación, Aragón, con 30,3 millones de euros. En el caso de Murcia y Extremadura, el total de las indemnizaciones superó los 25 millones.

La producción que más ha sufrido las consecuencias de las tormentas de pedrisco del pasado año fue la fruta en general (fruta de hueso y de pepita, cítricos, caqui, cereza…), con 135,8 millones de euros en total, y en concreto las producciones de fruta dulce agrupadas bajo la línea de seguro de frutales (melocotón, albaricoque, pera, ciruela y manzana), con 89,9 millones. La uva de vino y los cultivos herbáceos registraron daños por valor de 33,5 y 28,8 millones, respectivamente. Además, los cítricos y el conjunto de las hortalizas se situaron en el entorno de los 20 millones cada uno, aproximadamente.

Los productores de estas líneas aún tienen abierto el periodo de suscripción del seguro agrario con cobertura de pedrisco (módulo P). La uva de vino se puede asegurar hasta el próximo 30 de abril (15 de abril en el caso de seis provincias de Andalucía). La línea de seguro de frutales cierra su periodo de suscripción el 30 de abril en buena parte de España, excepto el valle del Ebro o la comarca leonesa de El Bierzo, que cierran el 20 y 30 de mayo, respectivamente.

Más pronto que en otras ocasiones
Durante el pasado año, las tormentas de pedrisco se iniciaron más temprano que en otras ocasiones, ya que Agroseguro recibió los primeros partes de siniestro durante el mes de enero. Desde entonces, se repitieron hasta finales de año, resultando los meses de junio y julio los más dañinos para el campo, con casi 100 millones en indemnizaciones, debido a las intensas tormentas registradas en junio en el valle del Ebro y el levante, que dejaron graves siniestros en producciones de fruta de hueso, cereales, cítricos y uva de mesa; así como a las sufridas en julio en Valencia, Ciudad Real y Cuenca, con fuertes daños en la uva de vino.

Es importante destacar que en el periodo comprendido entre el 7 de abril y el 30 de agosto se recibieron siniestros por pedrisco todos los días, con un total de 169,5 millones de euros en daños.

Agroseguro
El sistema español de Seguros Agrarios Combinados ofrece cobertura al sector agrario frente a los daños causados en las producciones agrícolas y ganaderas por siniestros de diversa naturaleza. Las condiciones climáticas extremas y cambiantes y los perjudiciales efectos que tienen en las cosechas ponen de manifiesto la conveniencia de proteger las explotaciones con un seguro agrario que permita hacer frente a estas situaciones.

Desde Cooperativas Agro-alimentarias de España recordamos a los agricultores y ganaderos la conveniencia de contar con un Seguro Agrario para sus explotaciones, ante las extremas y muy variables condiciones meteorológicas que se están produciendo y sus perjudiciales efectos para sus producciones. Hoy por hoy, el seguro agrario es el mejor instrumento para proteger los diferentes tipos de explotaciones y no jugarse el futuro.