Noticias

Ramón Armengol pide al Consejo de Ministros de la UE un plan de contingencia que asegure la producción y la rentabilidad de los agricultores y ganaderos y sus cooperativas

21-03-2022 Cooperativas Agro-alimentarias

Ramón Armengol, presidente de las Cooperativas Agroalimentarias de la UE, COGECA, ha mantenido una reunión con el presidente del Consejo de Ministros de la UE, el ministro francés de Agricultura, Julien Denormandie, al que ha trasladado la necesidad de tomar medidas para hacer frente a los efectos de la guerra en Ucrania en el sector agrario.

En la reunión en la que han participado altos representantes de la Direccion General de Agricultura de la Comisión Europea, Armengol ha enumerado las graves consecuencias que el conflicto está teniendo en la economía de la UE y en el abastecimiento de materias primas para el sector agrario. Por ello, ha pedido que las autoridades de la UE y los Estados miembros preparen un plan de contingencia para asegurar la producción de alimentos y la viabilidad económica de los agricultores europeos y de sus cooperativas para hacer frente al aumento de los costes.

A juicio de Armengol el plan debe contemplar medidas que aumenten la liquidez de los agricultores, flexibilidad en las normas europeas para el abastecimiento de cereales de otros países, la revisión de ciertas actuaciones en la PAC que limitan el potencial productivo, así como la revisión de las propuestas legislativas en debate para la aplicación de la Estrategia de la Granja a la Mesa, que eviten poner en peligro la sostenibilidad económica de los agricultores y cooperativas, así como su productividad.

El presidente de las cooperativas europeas valora la propuesta de la Comisión Europea para producir en las tierras de barbecho en 2022 que se aprobará esta semana, pero sobre la propuesta de utilización del fondo de crisis considera que se deben establecer medidas directas con presupuesto fuera de la PAC. Esta situación excepcional, sin medidas efectivas para reducir el coste de los medios de producción, y la concesión de liquidez al sector, provocará que miles de agricultores y cooperativas en la UE no puedan seguir produciendo, lo que afectará a la capacidad de suministrar alimentos a medio y largo plazo.

Ramón Armengol ha apoyado las demandas de España en el Consejo de Ministros para paliar los efectos de la subida de los fertilizantes y la energía. Además, como sector estratégico de la UE, ha apoyado la demanda de España en el Consejo de Jefes de Estado y de Gobierno, que se celebra esta semana, para reformar el mercado energético europeo y desvincular el gas del precio de la energía, lo que beneficiará al sector agroalimentario europeo y español muy afectado por el coste energético.

La guerra ha supuesto un aumento del coste de la energía, los fertilizantes y ha roto las cadenas de suministros de cereales. Además, afecta a las exportaciones de la UE con Rusia, quinto destino de las exportaciones agroalimentarias europeas en productos tan importantes para España como vino, aceite oliva y aceitunas.

Por último, Ramón Armengol ha recordado que la PAC nació en los años sesenta para hacer frente a los problemas de abastecimiento de alimentos en Europa, y su objetivo es hoy más actual que nunca.


Contacta con nosotros